Mostró una gran sonrisa, y decidió darle un poco de relax al momento, que ya era demasiado formal y tirante.

—Quizás tengamos los genes atenuados de los que habla Enrique, que nos permitieron preservar los genes de los que no eran tan capaces físicamente, pero sí intelectualmente, y desarrollar la inteligencia humana…

…O quizás simplemente nuestros ancestros eran tan pervertidos como nosotros, y se raspaban a cuanto bicho les llamaba la atención y les permitía meter su instrumento, como cualquiera de nosotros cuando éramos adolescentes.

Inmediatamente Huang y Egbert pusieron cara de intrigados y Enrique mostró una gran sonrisa. Ya había escuchado la hipótesis.

»El homo sapiens, nuestro antecesor más cercano a los homínidos previos, se mezcló con los neandertales y Los denisovanos, además de otra rama homínida de la cual todavía no se han encontrado restos. Le echó machete a todo mogote, como decimos en Venezuela  —la expresión era tan coloquial que la expresó en español y luego la explicó a Huang.

»Quizás simplemente somos tolerantes e inteligentes porque somos unos pervertidos que nos queremos follar a todo el mundo. Preferimos el amor a las guerras, como decían poéticamente los Hippies. Y Quizás esa tolerancia por razones sexuales permitió mayores mezclas y  la inteligencia humana. Quizás en los neandertales el que sufría de dolores de cabeza era el macho. Quizás el apetito sexual del homo sapiens, comparado con la de otros homínidos, fue lo que logró que se multiplicara mucho más rápido, con cualquier cosa que se lo permitiera, y que su mapa genético colonizara el humano moderno.

Quizas los otros Homínidos no desaparecieron porque no eran tan inteligentes, sino porque las hembras de otras especies siempre estaban embarazadas por machos homo sapiens. Y lo digo porque los genes de las otras especies homínidas en el humano moderno solo se encuentran en los cromosomas X y no en los cromosomas Y. Lo que habla de que el macho, que es el que aporta el cromosoma Y, siempre era homo sapiens.

Así que no se crean que triunfamos por ser los más inteligentes.

Neandertal
Neandertal

Imagen de sgrunden en Pixabay

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *